- Publicidad -

- Publicidad -

Una renovación desde adentro

Con la consigna “renovación peronista”, una docena de intendentes bonaerenses, entre los que estuvo Leo Nardini, seis gobernadores y dirigentes justicialistas se dieron cita ayer por la noche para recordar el triunfo de Antonio Cafiero en la gobernación bonaerense, en 1987. “Con el peronismo solo no alcanza, sin el peronismo no se puede. Vamos a recuperar la victoria en 2017 y a gobernar la provincia en 2019”, aseguró el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, en el cierre del acto.

RP

De alguna manera, el dirigente de San Isidro y nieto del homenajeado, Santiago Cafiero, fue el que resumió la intención de muchos de los presentes: “Defender al último gobierno es defender las banderas del peronismo; pero no nos tenemos que confundir, ni para profesar la fe kirchnerista ni tampoco ser colaboracionistas del macrismo. Tenemos que volver a Perón y a Evita”.

- Publicidad -

Después de la derrota del Partido Justicialista en 1983, Cafiero fundó junto a Carlos Menem y Carlos Grosso, la “Renovación Peronista”. Con una campaña electoral comenzada en 1985, el 6 de septiembre de 1987 llegó el triunfo para Antonio Cafiero y su vice, Luis María Macaya, en la gobernación bonaerense.

   *    *   *

En líneas generales, el mensaje del encuentro fue la “unidad en la diversidad” y que el único adversario es el macrismo con sus políticas antipueblo.

Con la conducción de Carlos Campolongo, el encuentro se realizó en el cuarto piso del NH Hotel de la calle Bolivar. A pesar del frío y de la lluvia que caía en Buenos Aires, los termos de café no se vaciaron y las medialunas apenas se probaron. La única mujer que habló fue la gobernadora de Tierra del Fuego, Roxana Bertone, “No vinimos a pensar en la próxima elección, sino en la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación”, dijo. También estuvieron las intendentas de Cañuelas, Marisa Fassi, y de La Matanza, Verónica Magario.

- Publicidad -

Minutos después habló el mandatario de Merlo, Gustavo Menéndez, con un mensaje conciliador: “Tengamos en claro cuál es el rival a vencer. Nadie tiene la verdad absoluta”.

En el mismo sentido habló el ex ministro de Salud del kichnerismo y embajador en Chile, Ginés González García: “Antonio fue el Perón que no tuve. La vida se maneja con el parabrisas, no con el espejo retrovisor. Sabíamos que éstos iban a ir por otra vereda, pero no sabíamos que no sabían cruzar la vereda”. Además, recordó tres de las obsesiones del homenajeado: La unidad del movimiento, la democracia de la patria y la renovación de las ideas y los procedimientos.

Una de las sorpresas fue el diputado nacional Felipe Solá del Frente Renovador (FR), quien tiró indirectas hacia distintos sectores: “Con Antonio muchas cosas malas no hubieran pasado. Hay que reinventarnos y volver a ganar al Pueblo y no es con los símbolos ni gritando ‘la vida por Perón’ que se hará”, aseguró.

A unos metros, lo escuchaban atentos el diputado nacional del FR y jefe de la CGT, Héctor Daer, y Alberto Fernández, que estaban abajo del escenario, junto al ex gobernador Daniel Scioli.

Otro de los gobernadores que habló fue Domingo Peppo, del Chaco, que al igual que Zabaleta también habló de recuperar la provincia de Buenos Aires y las que se perdieron en la elección pasada.

Además de los nombrados, también estuvieron los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Bali Bucca (Bolívar), Juan Pablo De Jesús (Partido de la Costa), Ariel Sujarchuk (Escobar), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y dos históricos, Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Julio Pereyra (Florencio Varela).

No fueron invitados otros barones del Conurbano como Hugo Curto (ex Tres de Febrero) y Mario Ishii (José C. Paz). De la región solo estuvo el laportismo de San Miguel. Y de Malvinas, además del intendente Nardini, que llegó acompañado por dos asesores, estuvo el director general de Inserción Laboral y Promoción del Empleo, Marcelo Banano Benites. “General Sarmiento fue muy importante en esa época, y yo fui porque me sentía parte de esa gesta, militando en la Juventud Peronista”, le dijo Benites a Malviticias.

En el escenario también estuvieron el diputado y presidente del PJ, José Luis Gioja y el senador Fernando Abal Medin; los otros tres gobernadores: Sergio Casas (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan) y Gildo Insfrán (Formosa).

Desde abajo los siguieron los jefes sindicales Omar Plaini (Canillitas), Oscar Romero (Smata), Omar Viviani (Taxis) y Norberto Di Próspero (Asociación Personal Legislativo). Y después, repartidos en todo el salón, hubo dirigentes del Conurbano y ex funcionarios sciolistas como Gustavo Marangoni y Ricardo Casal, que se fue cuando promediaba el encuentro. En tanto, la diputada nacional Cristina Álvarez llegó cuando terminó el encuentro, pero aprovechó para saludar a sus compañeros.

SCIOLI DEBAJO DEL ESCENARIO

Una de las sorpresas no fue la presencia del ex gobernador y candidato a presidente, Daniel Scioli, sino que no subiera al escenario. “Con Scioli, Cristina y Massa en el centro de escena… si subía Daniel iba a romper todo lo que se está tratando de armar”, le dijo a Malviticias un dirigente organizador. No pensó lo mismo el diputado que rompió el bloque Frente para la Victoria, Diego Bossio, que se fue antes de comenzar el acto porque justamente no había espacio en el escenario para él.

philo

- Publicidad -

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.