Este fue el sexto campeonato del mundo para Facundo Jiménez y el primero para su hermana, Kiara. Entrenan desde pequeños, Facundo tiene 22 años y Kiara 13, viven cerca del Barrio Estudiantes de Grand Bourg.

“Es la primera vez que compartimos un campeonato mundial, sí ya habíamos compartido una competencia internacional en la que los dos resultamos campeones sudamericanos, y campeones panamericanos en otra oportunidad. Pero esta vez tenía un sabor diferente, era mucho más lejos”, contó el joven en el acto homenaje realizado por la lista de Cambiemos encabezada por Maximiliano Cariglino.

“Se cumplió el sueño de chiquitos, tocamos el cielo con las manos”, agregó Facundo. Por estos días, los hermanos están preparándose para el campeonato mundial de taekwondo que se realizará el año que viene en Tecnópolis, en Argentina. Para eso tendrán que sortear cuatro campeonatos clasificatorios. Por la exigencia, solo clasificarán los tres primeros puestos de cada categoría. En este momento, Facundo está ranqueado tercero en Argentina, en la categoría de lucha. Y Kiara está ternada segunda en formas y tercera en lucha.

Facundo y Kiara entrenan en San Martín, con la particularidad que Kiara es alumna de Facundo. Además, Facundo es dueño de un gimnasio en Grand Bourg, en la calle Fray Luis Beltrán 831, entre Paso de los Patos y Paso de los Andes. El lugar se llama Gebaek, que simboliza una forma de cinturón negro que recuerda a un grupo de antiguos guerreros.

Por su parte, Kiara se proyecta seguir entrenando en los próximos años. “Siempre quise seguir los pasos de Facundo, fue un ejemplo a seguir. Ver como él entrenaba tantas veces a la semana, mucho tiempo y que con todo ese esfuerzo llegó a seis campeonatos mundiales”, contó orgullosa a Malviticias. “Es un estilo de vida que elegí desde muy chica”, dijo sobre su rutina de entrenamiento.

Facundo está a un año de recibirse de profesor de inglés. “Le prometí a mamá que algún día lo iba a terminar”, dijo mientras su mamá lo escuchaba con una sonrisa enorme y emocionadísima por los logros de sus hijos. “Kiara pide jugo y le dan agua en el avión. Pidió jugo en inglés, y le trajeron cuatro vasos de agua”, agregó Facundo entre risas.

Malviticias
Dejar un comentario

Dejá un comentario