Los alumnos de la Escuela Media 1 de Villa de Mayo retomaron el lunes las clases después de una semana de estar la escuela cerrada por los hechos vandálicos que se registraron horas antes del fin del receso escolar. En el establecimiento se dictan clases para secundario, en el turno mañana, tarde y noche (adultos).

Se supo que entre la noche del sábado y la madrugada del domingo previo al retorno escolar, un grupo de personas -de las cuales se desconoce la identidad- intentaron ingresar al edificio de la escuela. Como no pudieron hacerlo, entonces tiraron agua al tablero y rompieron algunas cosas, le revelaron a Malviticias desde la escuela.

Apenas, las autoridades de la escuela se dieron cuenta lo que había pasado, llamaron a la Policía. “El Consejo Escolar intervino y además de reparar algunos problemas eléctricos, también cambió puertas”, contó a este portal el consejero escolar Jorge Colman. La empresa Edenor solucionó parte de la situación eléctrica; pero las clases no pudieron proseguir porque descubrieron que la bomba de agua se había roto y sin agua no puede haber clases.

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características en la Media 1. La comunidad educativa pide más seguridad y cámaras. “Pedimos que  se coloque un paredón porque hay solo un alambrado”, contó a Malviticias una alumna de último año de la institución.

Pese al ruido de la explosión, en una recorrida por las casas linderas esos días, los vecinos manifestaron no haber escuchado.

Antes de que comenzaran las vacaciones de invierno, a modo preventivo, las autoridades de la escuela habían soldado ventanas y puertas del establecimiento. Y la decisión sirvió para que los vándalos no pudieran entrar a la escuela, pero aún así rompieron y estropearon varias cosas que evitaron el normal comienzo de clases.

 

Malviticias
Dejar un comentario

Dejá un comentario