Después de recorrer hoy el avance la obra de lo que será la primer escuela de oficios en Grand Bourg, el intendente Leonardo Nardini contestó a los dichos de la concejala cariglinista Miriam Zabala que en la última semana había declarado saber de “dependencias municipales donde se vende droga”. “No le damos mayor trascendencia. A esa gente la metió la gestión anterior y nosotros hicimos lo que se debía haber hecho hace muchísimos años”, afirmó el jefe comunal.

La acusación que hizo la concejala se basa en un allanamiento que se realizó la semana pasada en un punto de venta minorista de droga ubicado en un terreno lindero sobre la ruta 197. En sus declaraciones a la prensa, Zabala afirmó “conocer dependencias municipales donde se vende droga”.

“Lo que se tendría que haber hecho hace muchisimos años lo terminamos haciendo nosotros. Fueron ellos los que los metieron adentro utilizando una persona con discapacidad para ocultar el ilícito y hoy lo quieren vender cambiado. Gracias al accionar de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se pudo realizar el operativo y desarticularlo”, expresó el intendente.

En la misma línea, Nardini aseguró no molestarle el uso político del hecho: “Lo triste de esto es que hayan esperado tantos años para hacer la denuncia como la hicimos nosotros ante la justicia y pedir el allanamiento como correspondía. Lo peor es que usaban una menor con discapacidad para cubrir un tema ilícito como lo es la venta de estupefacientes”.

Malviticias
Dejar un comentario

Dejá un comentario