Vecinos del pasaje de Pozo de Vargas, en Pablo Nogués reclaman asistencia municipal para mantener limpia y prolija su cuadra. “Tenemos una sola numeración, el Municipio hace todo por afuera pero no entra (al pasaje)”, le contó Darío Pfeiser a Malviticias. Se trata de una problemática que afecta a once familias, cuyas escrituras están en trámite. En el pasaje funcionan un comedor y un merendero que dan asistencia a más de 140 niños y niñas del barrio.

“Tampoco tenemos salida de los fluviales y del agua a la calle. Estamos un poco olvidados de los que nos tienen que dar una mano y somos los vecinos los que nos hacemos cargo”, agregó Pfeiser. En este sentido contó que la perforación para el agua como así también los desagües la pagaron entre todos los vecinos.

Además, a modo de vocero, Pfeiser, contó que pagan los impuestos y que la llegada de los servicios se complica porque hay una sola numeración para todo el predio del pasaje. Por último, narró que una de las cosas que más le preocupan es la falta de gas natural. “El gas pasa a 30 metros, dicen que va primero por la línea principal y después se hace acá. Lamentablemente, pasa el gas por todo el barrio menos por acá”, completó.

Tanto el merendero como el comedor funcionan como escuelas bíblicas y necesitan el gas natural para una mejor atención y administración de los recursos.

Malviticias
Dejar un comentario

Dejá un comentario