La Provincia construirá una nueva cárcel para jóvenes

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal anunció hoy la creación de una cárcel exclusiva para presos de entre 18 y 21 años que estén condenados o procesados por delitos cuya expectativa de pena máxima no supere los cinco años. En el marco del programa “Jóvenes y Adultos en Contexto de Encierro”, la idea del Gobierno es que uno de los 67 penales que existen en la Provincia permita a los presos recibir talleres de oficio, deportivos y estudios de parte de profesionales. Además de recibir asistencia integral sanitaria, tratamiento de adicciones y contención.

El nuevo penal estará en la ciudad de Campana, al lado de la unidad 41, en el kilómetro 5,5 de la ruta 6. Recién será puesto en condiciones para alojar presos jóvenes a partir de 2019 y contará con una capacidad para 616 personas en un área distribuida en partes iguales entre celdas y aulas de talleres. 

En el anuncio, Vidal expresó: “Aquellos que vengan a estas cárceles van a tener que aceptar ciertas condiciones. Va a ser obligatorio estudiar y aprender un oficio. Además, sabemos de la adicción al consumo. El tiempo que pasen acá, no sólo aprenderán un oficio para que cuando salgan tengan trabajo, sino que tendrán un tratamiento médico si es necesario”.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari, expresó: “Cuando asumimos entendimos que no era posible calificar el impacto y los resultados de las políticas de resocialización adoptadas si no podíamos tener un parámetro de medición. Analizamos otras dos experiencias, una de Alemania y otra de Estados Unidos, y decidimos enfocarnos con este grupo etario que es el que más expectativa de vida tiene y, al mismo tiempo, el que supone la población más riesgosa por las características intrínsecas de la juventud”.

“Tenemos que romper esa lógica de falta de expectativa poniendo todos los recursos disponibles para asistirlos y dotarlos de herramientas que les permitan tener oportunidades una vez que salgan. Estamos trabajando con varios ministerios y dependencias de la Nación y de la provincia, con fundaciones e incluso con empresas para poder hacer un fuerte acompañamiento extramuros. Porque el que no consiga entrar en el mercado formal puede ser rápidamente captado otra vez por quienes viven del delito”, cerró el funcionario provincial.

El Gobierno buscará, con la construcción de un penal, resolver la crisis de superpoblación que atraviesa el Servicio Penitenciario Bonaerense que tiene 40.161 reclusos en la actualidad. 

 

Malviticias

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.