- Publicidad -

- Publicidad -

Comienza un nuevo juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en Campo de Mayo

Se buscará juzgar a 22 miembros del Ejército en una mega causa donde, se espera, declaren 750 testigos.

Un nuevo juicio por crímenes de lesa humanidad comenzará el próximo lunes, con el objeto de juzgar a 22 integrantes del Ejército por 323 casos de víctimas alojadas, entre 1976 y 1978, en el Centro Clandestino de Detención y Exterminio Campo de Mayo. Se espera que declaren en el proceso 750 testigos por los hechos. 

La mega causa por los delitos de lesa humanidad que se adjudican a 22 represores, nueve de ellos con condenas previas y trece aún sin juzgar, por haber sido cometidos en la denominada Zona de Defensa IV de Campo de Mayo, comenzará este lunes 29 de abril a las 9.30. El Tribunal Oral Federal Número 1 de San Martín, integrado por los jueces Daniel Omar Gutiérrez, Silvina Mayorga y Nada Flores Vega será el encargado de llevar adelante el proceso, en Pueyrredón 3728, San Martín.

Abuelas de Plaza de Mayo informó que será querellante contra ocho miembros del Ejército, la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, por los crímenes cometidos en perjuicio de 46 víctimas, entre ellas 14 embarazadas, 9 padres de niñas y niños apropiados, y otros 23 casos vinculados. De los niños nacidos durante el cautiverio de sus madres o secuestrados junto a sus padres y madres -incluidos en este juicio- ya se han restituido cinco casos, pero aún se busca a diez de ellos, hoy adultos.

- Publicidad -

Los imputados por los cuales querella Abuelas son: Hugo Miguel Castagno Monge, ex jefe de los celadores pertenecientes al Escuadrón Campo de Mayo de Gendarmería Nacional, quien estaba a cargo de la custodia de las víctimas alojadas en el centro clandestino de detención “El Campito”, entre los años 1976 y 1977. Carlos Eduardo José Somoza, Personal Civil de Inteligencia del Batallón de Inteligencia 601, quien integró el Grupo de Tareas II que actuó en “El Campito”, al menos desde el mes de mayo de 1976 hasta fines de 1977. Luis Sadí Pepa, Director de la Escuela de Comunicaciones, Área 420, dependiente del Comando de Institutos Militares. Carlos Francisco Villanova, Auxiliar de Informaciones en la Dirección General de Inteligencia de la Policía Federal Argentina, quien actuó como Jefe del Grupo de Tareas II, abocado principalmente a reprimir a la organización Montoneros dentro de “El Campito”. Mario Rubén Domínguez, quien custodió a las personas detenidas clandestinamente dentro de “El Campito”. Carlos Javier Tamini, quien se desempeñó como Jefe de la División Contrainteligencia del Departamento II de Inteligencia del Comando de Institutos Militares de Campo de Mayo. Bernardo Caballero custodiaba a las personas detenidas en “El Campito” y parte de los grupos operativos conocidos como “patotas”. Por último, el multicondenado Santiago Omar Riveros, jefe de la guarnición militar de Campo de Mayo y jefe de la Zona de Defensa IV.

Este nuevo juicio por los crímenes cometidos en Campo de Mayo tiene como querellantes además de Abuelas de Plaza de Mayo al Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), a las Secretarías de Derechos Humanos de Nación y Provincia y al abogado Pablo Llonto.

Abuelas busca justicia por las siguientes 46 víctimas: Nilda Acosta de Gómez (sobreviviente); Juan Carlos Barrionuevo; María Aurora Bustos; Enrique Horacio Gómez; Carlos Raúl Parra y su compañera Georgina del Valle Acevedo de Parra; Emma Battistiol de Missori (sobreviviente fallecida); Sandra Missori (sobreviviente), Enrique Montarcé, Adriana Moreno (sobreviviente), Carlos Osvaldo Moreno, Liliana Moreno (sobreviviente), Luisa Esther Nieva (sobreviviente fallecida), Héctor Pablo Noroña, Iris Beatriz Pereyra, Oscar Benito Ríos; Egidio Battistiol y su compañera Juana Colayago, embarazada de seis meses; Juan Carlos Catnich y su compañera Leonor Rosario Landaburu, embarazada de siete meses y medio; Rosa Ana Irmina Nusbaum, embarazada de seis meses; Ricardo Waisberg y su compañera Valeria Beláustegui Herrera, embarazada de dos meses; y Jose Alberto Scaccheri y su compañera Stella Maris Dorado, cuya hija Laura fue apropiada y restituida por Abuelas en 1985. Carlos María Roggerone y su compañera Mónica Susana Masri, embarazada de tres meses; Norma Susana Rodríguez, embarazada de tres meses, quien permaneció en cautiverio junto a Alicia María Castro (sobreviviente) y Silvia Beatriz Pintos (sobreviviente). Susana Stritzler, embarazada de ocho meses; Jorge Carlos Casariego y su compañera Norma Tato, embarazada de cinco meses, cuyo hijo Pablo, nacido en Campo de Mayo, fue apropiado y restituido por Abuelas en 2007. Domingo Menna y su compañera Ana María Lanzillotto, embarazada de ocho meses, cuyo hijo apropiado fue restituido en 2016; y Silvia Mónica Quintela Dallasta, embarazada de cuatro meses, cuyo hijo Francisco Madariaga Quintela fue restituido en 2010. Susana Grynberg, embarazada de tres meses; Gastón José Eudoro Robles y su compañera Flora Celia Pasatir, embarazada, y Pedro Juan Palacios García (sobreviviente). Hugo Francisco Mena y su compañera Marta Graciela Álvarez, embarazada de entre 7 y 9 meses, secuestrados junto a Julio Visuara, Norma Benavides y Francisco Tiseira. Por último, Beatriz Recchia embarazada de cinco meses, cuya hija nacida en Campo de Mayo logró restituir su identidad en 2009.

Campo de Mayo es uno de los mayores centros clandestinos de detención, tortura y exterminio que funcionó en la Argentina desde 1976 hasta 1983. Allí existieron al menos cuatro espacios de detención y tortura: la cárcel de los Encausados, las casitas, El Campito, y el Hospital Militar de Campo de Mayo.

 

 

- Publicidad -

Malviticias

- Publicidad -

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.