Mundo

De Villa Devoto a Artsaj: la historia del joven de 27 años que lo dejó todo para ir a la guerra en Armenia

Entrevista a Garo Seferian: un porteo en la guerra # Informe

El domingo 27 de septiembre, como todos los domingos, la familia Seferian tenía previsto comer un asado en su casa de Villa Devoto. No sabe si fue un presagio o su intuición, pero, ese día, Garo Seferian (27) surgió mucho antes de lo habitual.

Desde su cama, con su celular, comenzó a repasar las noticias de Armenia.. Lo que lee, lo dice conversando con él Infobaesu sangre se enfrió. Azerbaiyán había violado un alto el fuego y estaba bombardeando Artsaj.

No hace mucho, hasta principios de 2020, el joven de 27 años estaba en Artsakh. Llegó a Argentina en febrero después de pasar siete meses de forma voluntaria en Armenia, donde permaneció en las casas familiares.

Durante ese período, dice, vivió en Ereván, Gyumri y Shushí, la segunda ciudad más importante de Artsaj, que, hasta el lunes 9 de noviembre, fue brutalmente bombardeada por los ejércitos turco y azerbaiyano. Innovación: a partir del martes 10, después de 43 días, Armenia y Azerbaiyán llegaron a un acuerdo que puso fin a la guerra. Esta entrevista, cabe aclarar, se concede una semana antes de dicha resolución.

Foto de un edificio bombardeado en la ciudad de Shusha (Foto / Reuters).

Cuando llegó a sus padres el domingo 27 de septiembre, Garo les dijo que quería viajar a Armenia. «Tengo que ir a Armenia, tengo que ir a Artsakh. Nos necesitan. Es el momento. Esto es ahoraSe lo dijo a Carlos (66) y Jacqueline (57).

Su razonamiento (aunque afirma que fue un impulso) fue que no podía quedarse en casa sabiendo que el pueblo armenio, que había sido tan hospitalario y cálido con él, estaba siendo atacado.

Familia Seferian, 2015. Durante el maratón "Vrapon Armenia" celebrada con motivo del centenario del genocidio armenio.  De izquierda a derecha: Garo;  su hermana mayor Meline;  Mamá, Jaklin, papá Carlos;  Viken y Ari. "Corrimos por la Memoria, la Verdad y la Justicia", Dice Jaklin Infobae (@garosefe)
Familia Seferian, 2015. Durante el maratón «Armenia Corre» realizado con motivo del centenario del Genocidio Armenio. De izquierda a derecha: Garo; su hermana mayor Meline; Mamá, Jaklin, papá Carlos; Viken y Ari. «Corrimos por la memoria, la verdad y la justicia», le dice Jaklin a Infobae (@garosefe)

A principios de octubre de 2020, en una caravana organizada por la comunidad armenia en Buenos Aires para buscar la «Paz en Armenia y Artsaj», Garo se reunió con el periodista Leonardo Moumdjian (43), quien le dijo que viajaría como corresponsal para él. Diario de Armenia para cubrir la guerra en Artsakh. «Le dije que quería acompañarlo y me uní como camarógrafo del equipo de prensa», dice.

El 18 de octubre de 2020, Garo Seferian se incorporó como camarógrafo al equipo de Diario Armenia (dirigido por el periodista Leonardo Moumdjian) para cubrir la pelea en Artsaj (@garosefe).
El 18 de octubre de 2020, Garo Seferian se incorporó como camarógrafo al equipo de Diario Armenia (dirigido por el periodista Leonardo Moumdjian) para cubrir la pelea en Artsaj (@garosefe).

El anterior

Garo Seferian nació el 15 de marzo de 1993 y junto a sus hermanos y hermanas, Viken y Ari, forman el primer trío de la comunidad armenia en Argentina. Durante tu infancia, recuerda en casa hablaban armenio. «Desde muy joven, mis padres nos introdujeron en valores relacionados con las raíces y la pertenencia, no solo argentinos sino también armenios«Dice el joven que, excepto chico explorador, era parte de la Unión de la Juventud Armenia.

READ  Raphael Warnock hace historia con la victoria de Georgia y acerca a los demócratas al control del Senado de EE. UU.

En 2019, cuando se graduó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Garo viajó como voluntario a Armenia. Allí conoció a jóvenes de la diáspora de otras partes del mundo, como Estados Unidos y Europa. El objetivo del voluntariado, dice, era brindar servicios pero, sobre todo, «comprender lo que piensan y cómo viven en Armenia»..

Garo Seferian fue un boy scout y, durante muchos años, formó parte de la Unión de la Juventud Armenia (@garosefe)
Garo Seferian fue un boy scout y, durante muchos años, formó parte de la Unión de la Juventud Armenia (@garosefe)

“Viajé con la intención de trabajar por los derechos de las mujeres. Trabajé como abogado en un estudio donde estuve involucrado en violencia doméstica. Aquí la legislación es antigua y es necesario desarrollar el tema. «En este sentido, Argentina está un poco por delante», dijo Garo.

Como parte del voluntariado, el joven también enseñó español en una escuela, trabajó en una academia de fútbol, ​​en la Facultad de Comercio. Yeznig Mozian y en la Fundación venga. «Crees que vienes a darles algo, pero lo que obtienes es mucho más«, Refleja Ai.

Garo Seferian con la familia armenia que lo recibió en Ereván cuando fue como voluntario en 2019. "Yo gatova milanesas", cuenta (@garosefe)
Garo Seferian con la familia armenia que lo acogió en Ereván cuando fue de voluntario en 2019. «Cociné milanesa», dice (@garosefe)

Ve a la guerra

Garo aterrizó en Ereván el domingo 18 de octubre por la noche. Al día siguiente, después de completar algunos trámites, partió hacia Goris y, de allí, a Artsaj. Luego pasó por Sisián, regresó a Ereván por un tiempo y visitó Stepanakert, Shushí, Azquerán, Martuní y Mardakert. Todas las ciudades que, hasta el lunes 9 de noviembre, fueron bombardeadas.

Su regreso a Armenia, donde había vivido momentos de completa felicidad durante el voluntariado, ja shoko. “El contraste me pareció extremadamente grande. Stepanakert, que es la capital de Artsakh, está prácticamente vacía. Hay más de 130 mil personas que vivían en Artsakh, que ahora se encuentran dispersas en diferentes ciudades. Fue muy triste«, Continúo.

Una noche en Stepanakert, dice, dos policías querían detenerlo porque pensaban que era un espía. «León y yo estábamos hablando español y vinieron a preguntarnos quiénes éramos porque no entendían nuestro idioma. Les dijimos que éramos armenios y no nos creyeron. «Tuvimos que caminar con ellos hasta el hotel y mostrarles nuestros pasaportes», dijo.

En octubre Garo regresó a Armenia donde, meses antes de que comenzara la guerra, había vivido momentos de completa felicidad durante el voluntariado.
En octubre Garo regresó a Armenia donde, meses antes de que comenzara la guerra, había vivido momentos de completa felicidad durante el voluntariado. «El contraste fue extremadamente alto. «Stepanakert, que es la capital de Artsaj, está prácticamente vacía», dice. (@Garosefe)
READ  Bolivia: Luis Arce asume la presidencia Por ...

-¿La familia con la que vivías en Shushí (Artsaj) tuvo que salir de su casa?

-Sí, las mujeres están en Ereván. El padre en la frontera y el hijo, que era un amigo mío, resultaron heridos y tuvieron que amputarles una pierna. Fui a visitarlo al hospital. Lo vi un poco triste y con dolor y, tratando de hacerlo feliz, le traje un video de cómo era su casa. Le dije y le dije: “Mira, todo está bien. «Podrán regresar». Dijo: «Este es el regalo más grande que alguien podría haberme dado».

-¿Has pasado por situaciones extremas?

-El momento más difícil fue cuando llegamos a Askerán con todos los buses de prensa. Una vez que estacionamos vemos soldados comenzando a gritar En un cruce de carreteras, se suben a sus automóviles y camiones y se mueven en la dirección opuesta a la nuestra. Allí nos dimos cuenta de que había pasado algo. «Aléjate porque los azerbaiyanos nos están atacando», nos dijeron.. Entonces comenzó a escucharse un bombardeo. En ese momento tenemos miedo porque nadie te dice: «Bueno, aquí estoy y te protegeré». Necesitas estar preparado y percibir lo que está pasando para tener la claridad de decir «Me voy».

La familia con la que vivía Garo en Shushí (Artsaj) tuvo que abandonar sus hogares tras el atentado. "El padre se fue a la frontera y el hijo, que era muy amigo mío, resultó herido y tuvieron que amputarle la pierna."thote (@garosefe)
La familia con la que vivía Garo en Shushí (Artsaj) tuvo que abandonar sus hogares tras el atentado. «El padre se fue a la frontera y el hijo, que era muy amigo mío, se lesionó y tuvieron que amputarle la pierna», cuenta (@garosefe)

-¿Has pensado alguna vez en ayudar a los soldados?

-Mi primer gol fue él, pero la realidad es él No se como llevar un arma. No estaba listo para ir a las trincheras. Vine a dar batalla a los medios. Mi arma es el microfono. Es complicado porque Turquía y Azerbaiyán tienen una enorme cantidad de recursos económicos y viven de la compra de parlamentarios y periodistas de otras partes del mundo.

-¿Qué te dice tu familia?

-Nos comunicamos todos los días a través de llamadas de audio o video de WhatsApp. Intento darles un informe diario, tanto sobre la situación en el país como sobre mi situación personal. El apoyo que recibo de mis padres y hermanos es impresionante y me hace fuerte aquí y me mantengo de la mejor manera posible..

-¿Y tus amigos o conocidos?

-Muchos me han mandado mensajes agradeciéndome, diciéndome que soy valiente, que soy un héroe y muchas cosas que aprecio y me brindan mucho apoyo, pero lo que siempre digo es que no soy ni más ni menos valiente que ningún otro. Vine porque sentí que era un deber para con mi país. No lo dudé ni un segundo. Mi idea es quedarme hasta que terminen los ataques. Vuelve a sentarte de nuevo y mira la pelea en Twitter … no pude.

READ  Acondicionadores de aire prohibidos en la temporada de verano: razones médicas que lo explican
"Vine porque sentí que era un deber para con mi país.  No lo dudé ni un segundo.  Mi idea es quedarme hasta que terminen los ataques.  Vuelve a sentarte de nuevo y mira la pelea en Twitter ... no pude", dice Garo (@garosefe)
«Vine porque sentí que era un deber con mi país. No lo dudé ni un segundo. Mi idea es quedarme hasta que terminen los ataques. Regresar a sentarme de nuevo y ver la pelea en Twitter … Yo puedo «, dice Garo (@garosefe)

El fin de la guerra

En comunicación con Infobae Florencia Zanikian, integrante del Consejo Nacional Armenio de Buenos Aires, contextualiza sobre el acuerdo firmado el 9 de noviembre que prevé el cese total de todas las operaciones militares.

«Lo que se firmó no es un tratado de paz sino el fin de la guerra. «Continuaremos denunciando los crímenes y atrocidades cometidos por Azerbaiyán y Turquía en Artsaj porque entendemos que continúan siendo un peligro para el mundo», dijo Zanikian. «A lo largo de estos 43 días. han violado sistemáticamente los derechos humanos al atacar a la población civil en un plan de continuación del Genocidio Armenio. «No hay garantía de que esto no vuelva a suceder».

Desde la Fundación Luisa Hairabedian y la Fundación Memoria del Genocidio Armenio, con la aprobación de las Instituciones Armenia de la República Argentina (IARA) y el apoyo de académicos y académicos argentinos y de otras partes del mundo, sostienen algo similar. “Si bien se cerró un capítulo más de este histórico conflicto, lejos de resolverse ha puesto en alerta a la región ya los organismos internacionales. Esperamos que la mediación y la política diplomática tomen las armas«Dijeron en un comunicado.

De acuerdo con él Gazeta Armenia, El acuerdo es muy similar a los Principios de Madrid de 2009, pero con tres concesiones importantes de Armenia: la pérdida de Shusha, el corredor Nakhichevan-Azerbaiyán en Armenia, y la no especificación del estatus de Artsakh..

«Los desplazados internos y los refugiados serán devueltos al territorio de Karabak Nagar y los distritos vecinos bajo los auspicios del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. «Además, se intercambiarán prisioneros de guerra, detenidos y cadáveres», informaron.

La diáspora armenia todavía está chupando las noticias. Desde Ereván, Garo Seferian estaba en la Plaza de la República registrando la reacción popular. «Fue muy difícil. Había mucha gente indignada, familias que perdieron a sus seres queridos, completamente sorprendidos por la innovación ”, dijo sobre lo vivido durante las primeras horas del 10 de noviembre.

Seguí leyendo:

Caravana y acción masiva de la comunidad armenia para buscar la paz en Artsaj

La moda de Stalin y la codicia imperialista de Turquía: 7 claves para entender el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán por Nagorno-Karabaj

Tristán Carrion

"Pensador. Total tocino ninja. Devoto adicto al café. Estudiante. Gurú de la cultura pop. Explorador incurable. Nerd de la comida exasperantemente humilde. Jugador. Geek de Internet".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar