Las noticias más importantes

¿Dónde está el empleado de la funeraria que tomó la foto de Diego Maradona muerto?

¿Quienes son? ¿Cómo se llaman? ¿Por qué lo hicieron? apenas Fotos de Diego Maradona, muerto, dentro del ataúd se viralizaron, las preguntas comenzaron a acumularse. Se sabía que era tres empleados de la morgue de Pinier quien preparó el cuerpo del ídolo que tomó fotografías con el cajón abierto.

Claudio Fernández (derecha) con su hijo Ismael.

Claudio Fernández fue uno de ellos y también el primero en dar la cara Y perdon por lo que hizo. «Nos lo estábamos poniendo antes de tomarlo y ellos tomaron la foto. Pido respeto y perdón a todos. Sé que mucha gente se ha ofendido, se ha tomado mal, sé que les ha molestado. En ese momento estaba pensando, con los nervios, que Maradona se ve bien. Si ve la imagen, simplemente levanté la cabeza porque me dijeron: ‘Débil’. Fue algo instantáneo, soy de esas personas a las que no les importa tomarse fotos con ataúdes y los fallecidos, por respeto. «Nunca pensé que lo cargarían o lo pasarían a un grupo», explicó a Radio Diez.

Y además de aclarar que también habló de Ismael, su hijo, reiteró que la foto no fue tomada desde su teléfono y que, a pesar de lo que se ve en la imagen, no posaron intencionalmente.

El hombre fue despedido de la funeraria.

El hombre fue despedido de la funeraria.

La situación es diferente Diego Molina, tercero involucrado en el hecho reprensible y lo que realmente quedó en el ojo de la tormenta. Es el empleado que apareció con la mano izquierda apoyada en la frente de Maradona y levantando el pulgar derecho lo que hizo que los fanáticos de Ten estallaran en odio.

READ  Dos rusos y un estadounidense partieron hacia la Estación Espacial Internacional

Apenas unos minutos después de que las fotos se volvieran virales, las redes sociales estaban llenas de información sobre su paradero. Y también comenzaron a circular amenazas y mensajes advirtiendo que La 12, el cuartel de Boca, había prometido venganza.

De todo estaba dicho: que se había escondido en su casa, que había desaparecido, que se había refugiado en la provincia de Salta y hasta que cayó en las garras del Xeneize, Argentinos Juniors y Gimnasia, último club que corrió Maradona. Pero hasta ahora, ninguna de esas versiones pudo ser verificada.

Se sabe que Molina (junto con dos Fernández) perdió su trabajo en la funeraria. Así lo manifestó César Picón, uno de los propietarios de la casa Pinier, ubicada en el barrio Paternal, quien también le dijo a Télam que los dos hombres y el joven «no pertenecen a la empresa», sino que «estaban empleados en la cooperación con el funeral».

Matías Morla, amigo y abogado del ídolo, se comprometió a encargarse «personalmente de encontrar al sinvergüenza que tomó esa foto» y hacer pagar «a todos los responsables de tan cobarde acto».

En tanto, el club Argentinos Juniors anunció a través de su cuenta de Twitter que «por decisión unánime de la Junta Directiva se levanta en el Tribunal Disciplinario la solicitud de inhabilitación como integrante de la persona que fue fotografiada cerca del féretro de Diego Armando Maradona».

¿Qué sucede en la justicia? Hasta ahora nada. Dado que se trata de un delito privado, una causa penal por la difusión de estas fotos solo debe iniciarse cuando sea denunciada por alguien cercano al exfutbolista. Y eso no sucedió.

Ver también

Se conoció el audio del médico de Diego Maradona llamando a una ambulancia al 911

Herminio Bohorquez

"Jugador. Aficionado a la comida. Friki de los viajes. Gurú de las redes sociales. Comunicador. Escritor. Nerd de la cultura pop".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar