Deporte

Hamilton y Button a bordo mientras las máquinas ecológicas van a los extremos

Extreme E se considera un deporte de motor con una «plataforma para la protección del clima» y comienza el domingo en los desiertos de Arabia Saudita, antes de que se hagan intentos para resaltar los peligros ambientales para el Ártico, la selva amazónica, así como los océanos y glaciares.

La serie de cinco vueltas, en la que el campeón del mundo de Fórmula 1 Lewis Hamilton era el dueño del equipo y en la que Jenson Button, Carlos Sainz y Sebastien Loeb se sientan al volante, es una idea de Alejandro Agag.

El emprendedor español llevó la Fórmula E a las calles de las principales ciudades del mundo.

Ahora espera que los SUV totalmente eléctricos de Extreme E creen conciencia sobre algunos de los problemas ambientales más urgentes del mundo.

Al ir a «los lugares más remotos del planeta ya afectados por el cambio climático», Extreme E tiene como objetivo «mostrar lo que está sucediendo allí y tomar acciones específicas para ayudar a resolver la situación», dijo Agag a la AFP.

Tiene algunos embajadores poderosos.

Hamilton fundó uno de los nueve equipos, el X44, con el nueve veces campeón mundial de rally Loeb, quien asume las funciones de conducción.

El alemán Nico Rosberg, campeón del mundo de F1 en 2016, también tiene un equipo, mientras que el campeón de F1 de 2009, Button, tomará el timón en su propio equipo.

Todos los equipos tienen un piloto masculino y una mujer que comparten las tareas de conducción por igual los fines de semana de carrera.

Con la dos veces campeona del mundo de rallyes y tres veces ganadora del rally Dakar, por ejemplo, Sainz es la múltiple campeona del mundo de pruebas de España Laia Sanz, que también participó en el Dakar en moto.

READ  Confirmado: La carrera va a Uruguay con cuatro víctimas

Button conducirá con Mikaela Ahlin-Kottulinsky, un ganador de la carrera de turismos escandinavos.

Hay cinco Extreme E-Rounds en total.

Después de la ronda Al-Ula en la arena saudí, la competencia se cambiará al senegalés Lac Rose, Groenlandia, el Amazonas en Brasil y los glaciares de Tierra del Fuego en Argentina.

Para Cristina Gutiérrez, la segunda mujer en ganar una etapa en el Dakar y que conducirá con Loeb por Hamilton, Extreme E es «una excelente oportunidad para resaltar los problemas asociados al cambio climático a través del deporte».

En el aspecto deportivo, «habrá carreras muy cortas que darán lugar a batallas interesantes».

Cada ronda tiene lugar en dos días: clasificación el sábado, semifinales y final el domingo con dos rondas en un recorrido de 9 km.

Las tareas de conducción se dividen por igual entre conductores hombres y mujeres.

La alta velocidad de la carrera estará en marcado contraste con el viaje peatonal entre carreras y continentes.

Un barco, el St. Helena, que alguna vez fue utilizado como sala de mando en la batalla contra los piratas somalíes, ha sido convertido en un prado flotante por Extreme E.

Los organizadores prefieren el transporte marítimo con bajas emisiones de carbono a las aerolíneas que consumen mucha gasolina.

«Con el barco podemos reducir nuestras emisiones en dos tercios», dijo Agag.

Al margen de las cinco carreras hay proyectos medioambientales con programas de compensación de CO2.

Por ejemplo, se plantan manglares en Senegal y árboles en el Amazonas.

Sin embargo, la serie no puede escapar de una paradoja flagrante en la que el enfoque en la igualdad de género parece contradecir la naturaleza ultraconservadora de la sociedad saudí.

READ  Feliz Año Nuevo, Agenda Argentina 2021, Copa América, más

A las mujeres solo se les permite conducir en el Reino desde 2018.

ole / pel / dj / dmc

Imelda Manzanares

"Alcohólico. Amante de la televisión sin complejos. Analista extremo. Lector certificado. Pensador amigable con los hipster".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar