Economía

Hot Dollar: el Banco Central acelera la tasa de devaluación

Para frenar la caída de las reservas, el Banco Central anunció el jueves que dólar El funcionario dejará de tener minidepreciaciones diarias de entre 6 y 8 céntimos y entrará en una fase de «mayor volatilidad», algo que para el mercado supondrá una aceleración de la tasa de depreciación. De hecho, al día siguiente del anuncio, el dólar mayorista (el que opera) bancos, grandes empresas y BCRA y luego afecta al dólar minorista) subió 70 centavos, a $ 76,95, y subió 3 pesos en la moneda de los bancos, a $ 134. Y en el mismo sentido se movieron el azul y la «bebida contada», que subieron a $ 150 y $ 148.40, respectivamente.

En concreto, el Banco Central anunció que decidió «abandonar el mecanismo de discapacidad uniforme (mini-devaluaciones diarias, conocidas como «drag pegs»), proporcionando mayor volatilidad y manteniendo el nivel competitivo del tipo de cambio real multilateral. En el marco de la estrategia de calificación gestionada, el nivel diario de depreciación se irá adaptando gradualmente a las necesidades de la situación.

Si bien los nuevos lineamientos de política monetaria no hablan explícitamente de una mayor devaluación, el mercado cree que el BCRA seguirá esa línea. Según algunos analistas, las altas expectativas de devaluación no saldrán del país mientras el Gobierno no corrija diversas distorsiones económicas, especialmente con un Banco Central que cada vez tiene menos reservas para contener el dólar.

Entre estas distorsiones, mencionan que el Gobierno debe brindar algunas indicaciones de cómo corregirá el déficit fiscal en los próximos años en el marco de un acuerdo con el FMI. Y consideran que la reducción temporal anunciada para las tenencias (del 33% al 30%) no servirá para que los exportadores liquiden sus dólares: siempre será mejor para ellos quedarse con sus divisas, en un escenario de reservas decrecientes, altas expectativas de devaluación y una gran brecha cambiaria entre el dólar oficial y otros.

Instrumentos en pesos

Intentando ir en contra de la demanda de dólares, otro anuncio oficial de esta semana apunta a fortalecer el mercado del peso mediante la emisión de bonos vinculados a la evolución del tipo de cambio. En la misma línea, el BCRA reportó un aumento en la tasa repo, lo que significa que pagaría más bancos por los pesos que colocan en el propio Banco Central fuera de Lelic. El objetivo es que los bancos aumenten posteriormente las tarifas que pagan en los plazos establecidos para sus clientes, pero aún no hay nada seguro.

A estas dos medidas se suma el anuncio hace unas semanas (aún sin detalles) de que se lanzará un plazo fijo «ligado al dólar», que se ajustará de acuerdo con la variación del tipo de cambio oficial. Los bancos aún están analizando si ofrecerlos o no y por qué plazo, para qué tipo de cliente y si pagarán alguna tasa de depreciación adicional, entre otras cuestiones.

Si bien este tipo de plazo fijo puede ser un instrumento interesante para cubrirse frente al alza del dólar oficial, no cubrirá al dólar azul u otros dólares legales (calculados con liquidez, MEPs, etc.).

Por otro lado, para promover otros instrumentos financieros en pesos, el Gobierno anunció que eximiría del Activo Personal por tres años los activos financieros aplicados a nuevos desarrollos inmobiliarios. Además, se constituirá un Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción para asegurar la sostenibilidad de los préstamos hipotecarios, que se financiará con aportes de los bancos y parte de la cuota del préstamo.

Colas virtuales y rechazos

En este escenario, octubre comenzó con problemas para quienes querían comprar su cuota de $ 200. Para empezar, las «colas virtuales» parecían poder acceder a los bancos. Por ejemplo, en Santander, quienes intentaron identificarse tenían un cartel que decía «puedes iniciar sesión en X minutos». El banco explicó que implementó esto porque «los primeros días del mes muchas personas quieren iniciar sesión a través de Homebanking o la aplicación al mismo tiempo, lo que genera una sobredemanda de sistemas».

Además de la «cola virtual», otra queja de los usuarios fue que el sistema no permite saber de antemano cuál es la cantidad que se puede comprar. A partir del 15 de septiembre, el consumo de tarjetas en moneda extranjera sigue siendo limitado, los usuarios deben probar cifras por debajo de $ 200 hasta obtener la aprobación para la operación.

Por otro lado, los usuarios se quejaron de que al menos el 70% de las operaciones fueron rechazadas debido a las nuevas restricciones impuestas por la «super acción». De hecho, para evitarlo, en los últimos días de septiembre muchos bancos enviaron correos electrónicos a ciertos clientes advirtiéndoles que no podrían comprar dólares.

Bajo las nuevas restricciones, quienes reciban un subsidio de ANSES (IFE, Asistencia Universal para Niños o Embarazo, etc.), reciban activos a través de ATP o se hayan beneficiado de algún beneficio de Covid-19 no podrán comprar dólares. Y quienes tengan préstamos refinanciados (hipotecas UVA, o consumo a plazos con tarjeta), sean copropietarios de cuentas, o hayan operado mediante amortización en efectivo o el dólar MEP no podrán comprar moneda extranjera.

READ  Cyber ​​Monday: Miami, destino de ultramar con mayor demanda

Esta semana se agregó una nueva restricción: el gobierno anunció que «los KUIT serán bloqueados para la compra de divisas por parte de altos funcionarios, legisladores nacionales y directores de bancos públicos, incluido el BCRA».

dollarë.jpg

Los bancos nuevamente esta semana para vender dólares de ahorro, pero con un flujo. ¿Se avecina una devaluación importante?

Los bancos nuevamente esta semana para vender dólares de ahorro, pero con un flujo. ¿Se avecina una devaluación importante?

Rocío Penalver

"Amante de la música. Alborotador malvado. Jugador. Experto en tocino. Solucionador apasionado de problemas. Nerd zombi"

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar