Tecnología

Patricia Bullrich: «En seguridad intentamos ser Cambiemos, no sigamos»

Guerra sin cuartel, libro de Patricia Bullrich

Patricia Bullrich No tenía idea de que Mauricio Macri le ofrecería el Ministerio de Seguridad, pero dijo que sí de inmediato. Se bajó de la camioneta que el entonces presidente electo también usaba como despacho, y lo primero que hizo fue acudir a la Cámara de Representantes, a dimitir del estrado donde había llegado por cuarta vez, esta vez al tope de la lista. «Me preocupaba que el nuevo gobierno tuviera que aprobar algunas leyes una vez que llegara al poder y quería que tuviera las cifras necesarias», dice hoy.

Esta es la actual presidenta del PRO, una mujer de estado, que primero piensa en el escenario y actúa de inmediato, sin miedo. Guerra sin cuartel. El fin de la incertidumbre en Argentina es el libro que acaba de publicar para contar los recuerdos de esos cuatro años antes de esa carpeta de búsqueda, donde al menos dos veces pensó en la posibilidad de una renuncia. Bien escrito, con un diálogo revelador, dando datos desconocidos e impresiones esclarecedoras de hechos que aún están muy presentes, el libro sirve para conocer un poco más sobre esta mujer que inició su vida política en la izquierda peronista y hoy lidera el partido. oposición principal. «Soy un admirador de Angela Merkel, por eso la economía social de mercado», dijo. Infobae.

– Estrictamente hablando, el libro se refiere al «golpe civil del 20 de diciembre de 2001». ¿Has hablado con Eduardo Duhalde? Siempre dice que te habla mucho

– Sí, lo hice. Porque una de las cosas que Siempre me pregunté por qué, si De la Rúa no podía continuar en el gobierno, ¿por qué no fue reemplazado por un radical? Esto habría seguido a la continuación de un gobierno. Todo gobernador radical, todo senador radical podría haber continuado, tenía una gran responsabilidad del peronismo, hacerles creer que solo ellos pueden gobernar. Esto parece muy perjudicial para Argentina, sobre todo porque no es cierto.

– ¿Y qué dice Duhalde cuando lo dice?

– Ese radicalismo era débil, ese tipo de cosas. La verdad que no hay una explicación clara. La debilidad política es un problema en Argentina y existe la idea de que el peronismo no tiene problemas para hacerse cargo. Es cierto que en ese momento se había creado un vacío de poder, un consenso alcanzado por el peronismo, parte del radicalismo, la UIA y el sindicalismo. Había una licuadora que funcionaba cada vez más rápido. Lo pensé mucho cuando testifiqué ante el juez Norberto Oyarbide durante ocho horas sobre esa situación. Estas son situaciones que han ocurrido en otros países de la región y es algo que hay que atender. Esto le pasó a Dilma Roussef, Evo Morales, Sebastián Piñera. Son situaciones diferentes, pero en todos los casos las constituciones brindan soluciones a la inestabilidad o debilidad política. Y siempre tuve la idea de que Argentina podría haber actuado de otra manera.

READ  Oculus Quest pronto será compatible con varios usuarios
(Mario Sar)
(Mario Sar)

– El libro comienza con la conversación en la que Mauricio Macri le ofreció el cargo de Ministro de Seguridad. Da muchos detalles y está claro que lo estaba esperando.

– Aspak. Nunca se me pasó por la cabeza. Nunca

– ¿Y por qué crees que Macri salió con él?

– Creo que para eso: necesito a alguien que sea honesto, tenga coraje y no se deje abrumar por nada ni por nadie. Y creo que puedes ser la persona que puede hacer eso. Al ver que no tenía miedo de los sindicalistas, ganó. Las fuerzas de seguridad, como los sindicatos, son organizaciones complejas, hay que gestionarlas con determinación y determinación. No debes tener miedo al crimen. Tenemos cosas complicadas. Fuimos convocados por alcaldes, jueces, que tuvieron que ser denunciados por las actividades ilícitas que realizaban.

– ¿Por qué no dudó en aceptar? Ella podría ser la presidenta del bloque gobernante.

Cuando llega un presidente electo y dice que te quiero allí, tienes que decir que sí. Además, no tenía miedo en absoluto. Yo ya había sido ministro. Siempre me envían a los lugares más difíciles. Sería la cuarta vez. Menos juego. Renuncié inmediatamente porque pensé que si me quedaba con el diputado, si no renunciaba ahora, el otro necesitaría tiempo para hacerse cargo. Si las leyes fueran necesarias en los primeros días de gobierno, no tendríamos los diputados necesarios, fue lo que pensé.

– Algo importante en su libro es el reclamo realizado desde el inicio de uno de sus funcionarios, Pablo Noceti, quien fuera su principal asesor en la Cámara de Diputados y ya en Seguridad fue agredido severamente por algunos medios kirchneristas.

– Sí, un abogado penalista que no viene de la política, sumamente bueno. Y mientras defendía a unos militares que fueron acusados ​​de crímenes de lesa humanidad, según él, de manera muy injusta, existían prejuicios en su contra., porque después de todo siempre intentan atrapar a alguien. Es brillante y también muy débil. Pero cuando viajó a la zona de El Bolsón con motivo de Santiago Maldonado, por casualidad estaba en una radio allí y fue muy duro, diciendo que no los dejaríamos esperar su camino, la única declaración de que que hizo en su vida, se creó un gran lío muy injusto.

READ  Zoom dio a conocer las novedades que llegarán a la plataforma en el evento virtual Zoomtopia 2020

– ¿Por qué crees que tanta gente creía que era la desaparición forzada de una persona?

– Porque había un prejuicio total y absoluto con el gobierno de Mauricio. Cuando vi la reacción, me di cuenta de que era algo que ya habían dado en otras ocasiones, muchas veces cuando imponían una verdad, y por tanto repetirla, se imponía como verdad y nadie se atrevía a hacerlo. luchando. Empecé diciendo algo más, pidiendo hablar con ellos, con la familia, busquémoslo juntos, pero me di cuenta de que no podía hacerlo, que mucha gente no parecía interesada en buscar a la persona. Un líder de derechos humanos, lo cuento en el libro, me dijo claramente «dime que es una desaparición forzada, no me importa todo lo demás». La vida de Santiago Maldonado no importó tanto. Así fue como me di cuenta de que querían convertir una mentira en verdad. Y me tomó mucho tiempo convencer a nuestros funcionarios de cuál era la lógica. Les dije que no me interesaba luchar contra mí, pero que no podíamos permitir que quisieran convertirnos en asesinos, en genocidio. Cuando me di cuenta de qué se trataba el programa, que reunían pruebas falsas, fui muy claro. Además, tenía toda la información, seis horas después lo tenía muy claro, me di cuenta que no había situación de violencia.. Invertir. Hay situaciones en las que los gendarmes incluso se ríen de quienes seguían bloqueando la vía. Fue así como me di cuenta de adónde nos querían llevar, que estaban inventando el camión, los prismáticos, todo, todo, todo, era un invento. Se inventaron una historia como lo hizo el estalinismo, pero terminó siendo un golpe muy fuerte a la credibilidad de las organizaciones de derechos humanos que ya estaban dañando otras situaciones complicadas, como el Orden Común, entre otros temas. Pero aquí se rompió una verdad hegemónica. Fueron 78 días muy difíciles, donde jugué a todo o nada.

Imagen-infobae

– ¿Muchas veces has jugado a todo o nada?

– Si, Cuando eres un gobierno que quiere cambiar, si no juega a todo o nada, la gente no siente que cambias. En seguridad, la gente piensa que sí. Cambiemos, no. Sigamos adelante. Y lo haces con gestos fuertes. Los ejemplos valen más que los anuncios. Una cosa es criticar la teoría zaffaroniana, pero si apoyas a Chocobar, es diez millones de veces más fuerte. O pelear por Maldonado. Mil millones de veces más fuerte. Hicimos otra doctrina. Demostramos que en cuatro años se puede construir una nueva doctrina.

– Demostró que «sí, puedes».

– Es posible. Te gustará o no, pero Trump cambió muchas cosas, Bolsonaro también, Lacalle Pou ni te lo digo. Si tiene el norte despejado, puede cambiar. Tienes que mostrar esos cambios. Porque si no, la seguridad es algo monótono, te pasa lo mismo todos los días. Tienes que jugar y demostrar lo que haces.

READ  Los OLED para juegos flexibles son una cosa ahora

– ¿Cree que su política, independientemente de lo que vote la población, produjo un cambio de paradigma?

– Creo que sí, lo veo en las cosas que pasan. Chocobar 80% espalda. La liberación de los presos tuvo al 80% de la población en contra. Las reacciones al asesinato del policía federal (Juan Pablo) Roldán fueron abrumadoras. Esto no ha sucedido antes. arma Taser Tiene un 90% de apoyo en la población. Todas las discusiones que tienen lugar muestran que la sociedad estaba mucho más cerca. Nuestra gestión dejó huellas, no tengo ninguna duda. Y creo que es políticamente indirecto.

– ¿Sergio Berni también quiere ese reconocimiento?

No lo conocía, pero debo admitir que tenía un espíritu de cooperación cuando tuvo lugar la transición. En cuanto a lo que está haciendo ahora, realmente no lo sé. Verano muy duro para hablar de seguridad, hay que fijarse en los números. Es un tipo más razonable, pero me parece que está construyendo la brecha con Frederick solo para hacer su diferenciación, no sé si hay gerencia detrás.

Imagen-infobae

¿Dirías que los valores que has defendido en Seguridad son los que empujaron a Macri a ofrecerte la presidencia del PRO?

– Creo que sí, se agradeció esa determinación, la capacidad de liderar una situación compleja. En PRO entienden que hay que fortalecer, porque los esfuerzos por comprar o dividir te debilitan frente a la sociedad. Nuestro votante es muy exigente. Y tienes que entender que mantener la base social que nos votó es nuestra principal tarea. Entonces lo aumentarás. En mi visión, la tarea de quedarse con el 41% que votó por nosotros es fundamental. Nuestro electorado quiere que nos mantengamos firmes y que no nos dejemos abrumar, que no les permita emprender cambios que podrían ser definitivos para el futuro de nuestra sociedad.

Sigue leyendo:

Gobierno de Buenos Aires busca reabrir debate sobre derecho penal juvenil tras crimen de Retiro

Un adolescente de 15 años fue arrestado como sospechoso por el crimen del ciudadano armenio

El adolescente acusado del delito del ciudadano armenio ya había sido detenido al menos cuatro veces este año

Con excepción de Argentina, los países del Grupo de Contacto condenaron la elección venezolana por fraude

Octavio Guzman

"Aficionado a la televisión. Pionero de Internet. Amigo de los animales en todas partes. Escritor ávido".

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar