Ahora el gobierno criticó la situación de derechos humanos en Venezuela y exigió la cooperación del régimen de Nicolás Maduro

El gobierno se abstuvo este martes de aprobar una resolución ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que considera “avances” en Venezuela. Y cuando presentó su posición en el Pleno, que se reunió en Ginebra, el embajador argentino, Federico Villegas Beltrán, Llamó al régimen de Nicolás Maduro a implementar las recomendaciones de la Alta Comisionada Michele Bachelet, quien cuenta con miles de asesinatos, torturas y otras violaciones de derechos humanos en el país caribeño.

Además, según lo previsto Clarín gobierno votará a favor de la resolución que condena las violaciones de derechos humanos en Venezuela y esto amplía el mandato de la misión de expertos de la ONU que investiga crímenes de lesa humanidad por parte del régimen.

En su discurso, Villegas Beltrán dijo que más allá “de los resultados positivos en la cooperación lograda con la Alta Comisionada este martes por las autoridades venezolanas presenta un reconocimiento insuficiente de responsabilidad sobre la situación de los derechos humanos en su territorio, como se refleja en el informe oral del Alto Comisionado el 25 de septiembre “.

Además, el embajador agregó que Argentina solicitó “al Gobierno venezolano cooperar plenamente con todos los mecanismos del Consejo y para implementar las recomendaciones hechas por el Alto Comisionado en sus informes, así como en su llamado a proporcionar información rápida, exhaustiva, independiente, imparcial y transparente sobre las denuncias de violaciones de derechos humanos llevados ante la justicia por los perpetradores y a garantizar una reparación adecuada a las víctimas. . “Por las razones anteriores, Argentina votará para abstenerse de este proyecto”.

Con este reconocimiento, el Gobierno adoptó una posición que provoca problemas internos con el sector más difícil del kirchnerismo, aliado del chavismo y criticando los reclamos y condenas del régimen de Maduro. Este fue el centro del problema para el embajador argentino ante la OEA, Daniel Raimundi, quien la semana pasada exigió que el régimen de Caracas “no sea estigmatizado”.

READ  Escándalo en Nueva Zelanda por juguetes sexuales de cerámica de un artista mexicano

Este fin de semana, luego de una conversación entre el presidente Alberto Fernández y el canciller Felipe Solá, Argentina pronosticó el cargo.

Así, al inicio de la sesión de la ONU, el Gobierno se abstuvo de la resolución que fue adoptada por 14 de 47 votos en el Consejo de Derechos Humanos. Esta es una resolución presentada por Irán, Siria, Turquía y Venezuela. Considera que ha habido “avances” en Venezuela y pide que se mantenga la cooperación con la Oficina del Alto Comisionado.

Ver también


Ver también

La crisis en Venezuela: Juan Guaidó lanzó grupos militantes para "libertad y elecciones justas"

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias