Analizan más restricciones ante la alarma por el nuevo tipo que se estrenó en Europa

Ayer, el ministro de Salud, Ginés González García, sostuvo un extenso encuentro con epidemiólogos que asesoran al Gobierno para analizar cómo es el nivel de casos de grasa en el país y qué está pasando en el mundo. Dijo que allí no resolvieron las medidas en particular como el cierre de fronteras y dijo que en ese sentido “vamos a tomar las medidas necesarias todos los días porque nos reunimos todos los días, pero hoy no tuvo nada que ver con eso, no fue así”. “Estaremos atentos a lo que pase y tomaremos las medidas necesarias”. Además, dijo que “el gobierno está al tanto todos los días de todo lo que sucede. “Nos comunicamos con los británicos y estamos atentos a cómo está todo el mundo, pero Malbrán y yo configuramos todo el mecanismo y también hacemos el control del genoma”.

El aumento de casos en Brasil y la decisión de ese país de no impedir la llegada de turistas ingleses, puede determinar el cierre de la frontera argentina, algo que Uruguay ya tenía en su territorio para controlar la entrada de países vecinos.

Por miedo a la regeneración o un mayor aumento de alpinismo, Axel Kicillof Pidió extrema precaución contra las infecciones por coronavirus.

“Estamos ante una temporada atípica, pero también la situación y el futuro es complejo e incierto. “Necesitamos saber que la pandemia no ha terminado, por eso tenemos que seguir cuidándonos y no bajar los brazos”, dijo un porteño del hotel de la provincia de Mar del Plata tras el inicio de la operación de verano.

Kicillof explicó que, si bien se evidencia un “estancamiento en el descenso de contagios tanto en la Provincia como en la Región Metropolitana”, en otros países “vemos un aumento”.

READ  Dragones miran al internacional argentino Gonzalo Bertranou

“A medida que caían las cosas, obviamente hubo una tentación muy fuerte, además del cansancio durante todos estos meses, que parece haber aliviado algunas medidas de seguridad”, advirtió.

La Ciudad de Buenos Aires, por su parte, decidió endurecer los controles pero no emitió advertencias a pesar de la evidencia de un aumento de casos de infección que indica que el “estancamiento” se detuvo y los casos positivos comenzaron a aumentar. El sábado, por ejemplo, se registraron 538, lo que aumentó el promedio semanal, que es lo que mide el gobierno porteño. De nuevo ayer, la Consejería de Salud de la Ciudad, reportó unos 400 casos que superan el promedio semanal de 350 que marca la zona que lidera Fernán Quirós. Por ahora, el gobierno bonaerense apunta a evitar las llamadas fiestas clandestinas como punto clave para escalar en un momento de desavenencia entre vecinos sobre las normas de prevención y antes de que lleguen las fiestas de fin de año. Ayer, con 5.853 jóvenes infectados en el país, la provincia de Buenos Aires reportó 2.049 con un total acumulado de 654.186; Santa Fe 801 y Ciudad de Buenos Aires 490.

Provincias, como Tucumán, tuvieron ayer en cuarentena obligatoria para quienes llegaran de Europa o África donde se descubrió otra nueva cepa del coronavirus.

Mientras tanto, el último vuelo permitido por Argentina desde Reino Unido aterrizó ayer en Ezeiza.

El vuelo británico BA245 con salida desde Londres, con 176 pasajeros, llegó tras la llegada de un avión de Air France procedente de París y otro vuelo de Iberian desde Madrid. Si bien faltaban minutos para los aterrizajes, los pasajeros de avión que llegaban desde el Reino Unido debían esperar hasta que el sector migratorio estuviera vacío para iniciar la operación especial que estaba prevista para ingresar al país. Reguló el control y seguimiento de los pasajeros que debían llevar la prueba de PCR con resultado negativo. La temperatura fue tratada automáticamente por cámaras térmicas y los que no tenían PCR se sometieron a la prueba que dio el resultado en 90 minutos. Una vez negativo, podrían ingresar dejando un registro de direcciones donde deben permanecer aislados durante siete días, medida que marca el Ministerio de Salud.

READ  La Primera División de Argentina se llama Torneo Socios.com

De esta forma, se organizó una “especie de burbuja” con los pasajeros de Londres con algún tipo de frontera de control porque los otros cuatro vuelos que se esperaban le daban tiempo suficiente para evitar el contacto con las personas que viajaban en ellos. Argentina se sumó así al cierre del ingreso de nuevos vuelos provenientes del Reino Unido, como, entre otros países, Alemania, Italia, Bélgica, Irlanda y Chile, que suspendieron su conexión, ya sea por aire, tierra o mar, con Inglaterra.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias