Argentinos de luto se despiden de Maradona

Emitido el:

Los argentinos se alinearon en las calles de Buenos Aires el jueves para despedir a la leyenda del fútbol Diego Maradona, cuyo ataúd se encontraba en el palacio presidencial de la Casa Rosada, luciendo una bandera argentina y su famosa camiseta número 10.

Algunos arrojaron botellas y vallas metálicas a la policía cerca de la Casa Rosada cuando los oficiales una vez usaron gas lacrimógeno para tratar de controlarlos.

Los fans lanzaban besos mientras pasaban MaradonaEn la caja de madera en el vestíbulo principal del edificio presidencial, algunos se golpean el pecho con los puños cerrados y gritan: “Vamos, Diego”.

El ataúd estaba con uno Argentina Bandera y camiseta con el número 10 que lució en la selección nacional. Docenas de camisetas de otros equipos de fútbol, ​​arrojadas por visitantes que lloraban, estaban esparcidas sobre y alrededor del ataúd.

Pero cuando se agotaba el tiempo para ver el ataúd en el palacio, la policía interrumpió la retaguardia de la multitud y los fanáticos enojados que arrojaron piedras y otros objetos a la policía y respondieron con balas de goma.

Maradona murió de un infarto el miércoles en una casa en las afueras de Buenos Aires, donde se estaba recuperando de una cirugía cerebral a principios de este mes.

Familia, amigos, seguidos de compañeros de equipo

El recorrido abierto comenzó a las 6:15 am hora local (0915 GMT) después de unas horas de privacidad para familiares y amigos cercanos. Los primeros en despedirse fueron las hijas y familiares cercanos de Maradona. Su ex esposa Claudia Villafane vino con sus hijas Dalma y Gianinna. Luego vino Verónica Ojeda, también su ex esposa, con su hijo Dieguito Fernando.

En la visita también participó la hija de Maradona, Jana, a quien solo había reconocido como su hija hace unos años.

Luego vinieron los excompañeros de la escuadra de la Copa del Mundo de 1986, incluido Oscar Ruggeri. También estuvieron presentes otros futbolistas argentinos como Carlos Tevez de Boca Juniors.

“Lo mejor que me ha pasado”

Las filas se formaron fuera de la Casa Rosada pocas horas después de que se confirmara la muerte de Maradona y crecieron en varios bloques. Entre los presentes estaban los prestigiosos Bar bravas (Hooligan) Fans de Boca Juniors, uno de sus antiguos clubes.

“Maradona es lo mejor que me ha pasado en mi vida. Lo amo tanto como a mi padre y es como si mi viejo hubiera muerto”, dijo Cristian Montelli, de 22 años, hincha de Boca Juniors, con lágrimas en la cabeza. Ojos.

“Ojalá cuando muera joven pueda jugar a la pelota con él arriba y ver un partido de Boca”, agregó Montelli, quien se tatuó la cara de Maradona en la pierna.

El primer aficionado en visitar fue Nahuel de Lima, de 30 años, quien se movía con muletas debido a una discapacidad.

“Hizo que Argentina fuera reconocida en todo el mundo. Quien habla de Maradona también está hablando de Argentina”, dijo de Lima a The Associated Press que vino a despedirse de un gran que nos dio mucha alegría. “

En los azulejos que cubren la Plaza de Mayo cerca de la Casa Rosada se pintó un enorme mural del rostro de Maradona, que estaba decorado con una enorme cinta negra en la entrada.

Una pantalla gigante frente a la Casa Rosada mostró a los fanáticos que pasaban fotos históricas de Maradona, la mayoría, pero no todos, con máscaras debido a la pandemia de coronavirus.

(FRANCIA 24 con AP, REUTERS)

READ  Argentina ofrece ser sede de la Copa América tras la eliminación de Colombia

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias