Buenos Aires Times | Arquitectos especializados ponen el vino argentino en un menú diferente

La provincia de Mendoza es sinónimo de vino Malbec, pero lo que no es tan conocido es que se ha convertido en un referente de la arquitectura de bodegas.

En el clima seco al pie de los Andes, los arquitectos Eliana Bórmida y Mario Yanzón han trabajado en más de 40 proyectos que tienen un diálogo “profundo” con el entorno andino.

A fines de la década de 1990, los enólogos de Mendoza decidieron “hacer vinos que pudieran competir en los mercados internacionales y nos llamaron para decorar sus cavas”, dijo Bórmida a la AFP.

“Nunca pensamos que habría un boom una década después. Este grupo nos inspiró a construir bodegas que no solo producen buen vino sino que también reciben visitantes”.

La fama del estudio Bórmida & Yanzón se ha extendido incluso más allá de Argentina a proyectos en Bolivia, Uruguay, México, Portugal y Rusia.

‘Arquitectura del Paisaje’

Arquitectos como Herzog y de Meuron, Frank Ghery, Santiago Calatrava, Philippe Mazieres o Zaha Hadid son quizás más conocidos, pero pocos se han hecho un nombre porque se especializan exclusivamente en bodegas.

Las bodegas se están convirtiendo de “instalaciones de producción en centros de interpretación de la viticultura mendocena. Es por eso que hemos comenzado a desarrollar el concepto de arquitectura paisajista que no solo diseña buenos edificios, sino que también habla profundamente con el paisaje de los nevados montañas.” dijo Bórmida.

Arquitectura del Paisaje es el nombre de un libro que escribió Bórmida para describir algunas de sus obras emblemáticas como la bodega Salentein, O. Fournier y Diamandes.

Lo que ves “es una gran cantidad de conocimiento sobre diseño, arquitectura, cultura, clima y paisaje”, dijo a la AFP Paul Nakazawa, profesor de arquitectura en la Universidad de Harvard. “Pocos arquitectos en el mundo tienen la profundidad y amplitud de este conocimiento”.

READ  Decisión No. 4930/2021. Regulación del aporte de grandes fortunas

“Killka”

Enmarcada por los majestuosos Andes y en medio de llanuras de vegetación xerófita en el Valle de Uco, la Bodega Salentein conecta una bodega, una capilla y un centro de visitantes a lo largo de un eje de 1,5 kilómetros de largo en 2.000 hectáreas de viñedos regados por el deshielo. -picos coronados.

El lugar fue construido al estilo de una cruz griega y parece un templo inspirado en las iglesias renacentistas.

La bodega produce Pinot Noir y Sauvignon Blanc, así como el Malbec de autor.

Para la fachada del centro de visitantes, los arquitectos utilizaron una técnica antigua conocida como mampostería ciclópea, utilizando arena y piedras de la tierra circundante.

El centro de visitantes se llama Killka, que significa “entrada” en el idioma quechua, que todavía está muy extendido entre los Andes.

Incluye una galería de arte y un restaurante y forma parte del Atlas Phaidon de la arquitectura mundial para el siglo XXI.

El estudio de Bórmida & Yanzón describe su enfoque de proyectos como “fenomenología”.

Eso es “arquitectura que se entiende como un fenómeno que se percibe en el recorrido por sus habitaciones”, dijo Bórmida. “Las sensaciones creadas por la luz, las texturas, las escalas y los aromas, los sonidos … Son experiencias que dan a cada visitante una imagen completa de la obra”.

Diseño de vino 3

“Templo del vino”

Cada bodega en Mendoza, que produce el 70 por ciento del vino del país, se basa en la “interpretación” individual de cada cliente y ubicación.

A finales de la década de 1990, un joven español entró en el estudio con una visión clara: crear un sótano “que encarne el siglo XXI y el Nuevo Mundo”.

READ  Nuevo récord mundial de casos diarios de coronavirus: casi un tercio son de Estados Unidos

El resultado de esta visión fue el proyecto Alfa Crux, anteriormente conocido como O. Fournier, que incorporó varias escalas de espacios exteriores e interiores en una llanura amplia y árida.

Desde entonces, Mendoza se ha convertido en “una capital del vino, no solo por la calidad de sus vinos, sino también por la arquitectura de estos templos del vino”, dijo entusiasmado Yanzón.

Pero eso también es “gracias al paisaje andino, porque en ningún otro lugar del mundo se encuentra esta cordillera”.

noticias similares

por María Lorente, AFP

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias