Impuestos sobre billeteras electrónicas: cada vez más similares a los bancos

Un teorema que siempre es cierto en Argentina es el siguiente: Una actividad que surge o crece, produce invariablemente el nacimiento de nuevos impuestos que la imponen. Esto es lo que ocurre con los pagos electrónicos realizados a través de dispositivos móviles; que, desde el punto de vista fiscal, se asemejan cada vez más a movimientos que se realizan a través de bancos. A pesar de que el uso de estas nuevas formas de pago ayuda a formalizar la economía, esto no es suficiente para el estado, porque inmediatamente después los diversos tesoros (nacionales y provinciales) crear nuevos mecanismos fiscales para gravarlos.

Como resultado de una nueva medida, que se implementará a partir de noviembre, mediante la imposición del Impuesto a los débitos bancarios y créditos de pago mediante mecanismos electrónicos realizados por personas naturales y jurídicas, se creó un semáforo en rojo para los contribuyentes. Los registrantes y los usuarios finales experimentarán una retención del 1,20%, mientras que los usuarios monotax estarán sujetos a una tasa reducida del 0,50%, al igual que en las transacciones bancarias. Si la transferencia se realiza entre dos cuentas de la misma persona, no se generarían impuestos.

La incidencia fiscal y los problemas formales que deben cumplir estos proveedores y consumidores de sistemas de pago son los siguientes:

Impuesto provincial

Se estableció un régimen de retención del 2% en la Ciudad de Buenos Aires, correspondiente al Impuesto a la Renta Bruta por operaciones de compraventa y prestación de servicios realizados en la Ciudad que son pagados, por cuenta y orden de terceros, a través de los medios de comunicación. electrónico o digital. El monto mínimo de la operación a la que aplica la retención es de $ 500.

READ  Informe Ellis Martin: Silver Sands Resources (CNSX: SAND) (OTCMKTS: SSRSF) informa alentadores resultados de perforación inicial en el proyecto Virginia en Argentina

En estas operaciones, el impuesto local debe ser retenido por quienes:

a) Son contribuyentes o responsables del Impuesto a la Renta Bruta en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, independientemente de que sean contribuyentes Categoría Local o Convenio Multilateral.

b) No acrediten su situación frente al Impuesto sobre la Renta Bruta y realizan constantemente este tipo de operaciones. Se considera “recurrente” cuando hay más de 25 operaciones por mes calendario con compradores o prestatarios ubicados en CABA y siempre que el monto mensual total sea superior a $ 12,500.

En la Provincia de Buenos Aires también existe un régimen de retención de ingresos brutos para operaciones de pago digital. Los agentes de retención son quienes administran este tipo de dispositivo de pago electrónico, quienes deben retener el impuesto local a quienes venden o prestan servicios en la provincia de Buenos Aires, los cuales están inscritos en un registro. Pero esta retención también llega a quienes no figuran en la lista, en la medida en que realicen 5 o más operaciones y el monto supere, individualmente o en su conjunto, los $ 25.000. La retención se realiza por encima del monto del pago y puede llegar hasta el 3,5%. Lógicamente, los que tenían la tenencia en pago, luego pueden deducirlos en sus reembolsos mensuales de ingresos brutos.

Impuestos nacionales

La AFIP también vigiló estas operaciones, obligando a quienes administran pagos con dispositivos electrónicos a retener, en el momento del pago, el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto a la Renta, en la venta de bienes y la prestación de servicios. La excepción ocurre en los casos en que los recursos ya están disponibles para la misma operación, por ejemplo: aquellos que tienen tarjetas de crédito, la razón es evitar la superposición de los dos modos de espera. La retención se puede deducir de las liquidaciones de ambos impuestos.

READ  El "verano" del dólar permitió fortalecer las reservas, pero el cambio sigue bajo presión

En IVA, los comerciantes, propietarios o prestadores de servicios están sujetos a retención, siempre que:

  1. Tienen el carácter de responsables registrados en el impuesto al valor agregado, o
  2. no acreditar su calidad registrada, excluida o incumplida, en el impuesto al valor agregado o, en su caso, adherirse al Régimen Simplificado del Contribuyente Menor y realizar de manera regular operaciones que sean igual o mayor que la suma de 10 y que el monto total sea igual o mayor a $ 50.000.

Aquellos que están registrados para impuestos se retienen, en monto neto (libres de impuestos), cuando se utiliza una tarjeta de débito a la tasa del 0,50% y el 1% en transacciones con tarjeta de crédito; los que no presenten registro o que estén excluidos tendrán una retención del 10,50%.

Se aplica retención de impuestos sobre la renta si no se excluyen los ingresos de comerciantes, propietarios o proveedores de servicios. Al momento del pago, se mantiene en el monto neto sin aviso (aceptado hasta un 15%) en operaciones con tarjeta de débito 0,50%, con crédito o compra 1% y se excluyen o no llegan al 2%.

Se excluyen los contribuyentes categorizados como Micro, Pequeña y Mediana Empresa y Monotributistas. Yl El impuesto a la deuda y al crédito, a partir de noviembre, comenzará a tener un descuento del 1,2% para los pagos realizados con contribuyentes registrados en el régimen general y del 0,50% para empresas y prestadores de servicios registrados en Monotax.. Las cuentas utilizadas exclusivamente en el desarrollo específico de la actividad por empresas dedicadas al servicio electrónico de pagos y / o reuniones por cuenta y órdenes de terceros están exentas de la obligación de pagar el impuesto por sus transacciones bancarias. La comisión que cobran estas empresas, por la administración de su recaudación, no quedaría excluida por tal motivo sería conveniente utilizar una cuenta bancaria separada.

READ  Con sitios colapsados ​​y líneas virtuales de hasta 50.000 personas: así avanza el Día del IVA en Colombia

Regímenes de información

Las empresas que gestionan pagos con dispositivos electrónicos deben cumplir con la AFIP con un régimen de información de comisiones cobradas por los servicios de gestión de pagos que brindan, así como las operaciones realizadas por los proveedores, propietarios y / o prestadores de servicios adheridos a los sistemas. lo anterior. Asimismo, las empresas que operan estos sistemas de pago, aunque no sean consideradas como entidades financieras por el Banco Central, deben respetar el registro en el Régimen de Información que brinda la unidad de control denominada “Proveedores de servicios de pago que ofrecen cuentas de pago”. Las fronteras económicas se están moviendo territorialmente, más este año por los efectos de la pandemia; pero después de los negocios, los impuestos van rápido, sigilosamente y sin perder tiempo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias