Las muertes surgen de los enfrentamientos en Nag …

Al menos 68 personas murieron durante el fin de semana en la región de Karabaj Nagar como resultado de los combates entre los separatistas apoyados por Armenia y tropas del ejercito Azerbaiyán. Pero a pesar de las cifras oficiales, las víctimas se pueden contar entre docenas. La reacción internacional fue inmediata y Argentina se sumó a la lista de países que exigieron un alto el fuego.

A través de un comunicado, la Cancillería que preside Felipe Solá expresó “su gran preocupación” por el conflicto y se quejó por la pérdida de vidas. “Argentina pide a Armenia y Azerbaiyán, dos países amigos, un cese inmediato de hostilidades y la reanudación de negociaciones efectivas bajo los auspicios del Grupo de Minsk de la OSCE, con miras a lograr una solución pacífica del conflicto dentro del derecho internacional”. dijo Palacio San Martín.

mientras, Naciones Unidas (ONU), Estados Unidos, Rusia y Francia también exigieron un alto el fuego inmediato, derisa Turquía manifestó su pleno apoyo a Azerbaiyán, lo que podría complicar aún más la salida diplomática del conflicto.

Quienes determinan la cantidad de enfrentamientos dicen que los resultados de los combates en las últimas horas son más mortíferos que los lanzados en 2016 y Se teme una guerra abierta entre los dos países.. La situación se volvió tan terrible como los gobiernos de Ambos países promulgaron la ley marcial y ordenaron una movilización parcial de los habitantes. en la región del conflicto.

“Estamos en nuestra propia tierra, no queremos la de los demás. Pero no le daremos la nuestra a nadie”.dijo el presidente de Azerbaiyán, Ilham Alievy prometió no dar ningún yota al conflicto que se remonta a finales de la década de 1980, cuando tras la caída de la Unión Soviética su país perdió el control de Nagorno-Karabaj y lanzó una guerra que terminó en 1994 y dejó a más de 25 mil muertos.

READ  Donald Trump "grita" en la pantalla por la actuación del abogado

Víctimas de la lucha

En las últimas horas, el Ministerio de Defensa de Nagor Karabak, una provincia separatista de Azerbaiyán habitada principalmente por armenios, reconoció la muerte de 59 soldados desde el inicio de los combates, incluidos 28 en las últimas horas.

Por su parte, Azerbaiyán informó de la muerte de siete civiles, incluida una familia azerbaiyana de seis, y Karabaj, dos civiles muertos. Sin embargo, el balance puede ser más serio ya que ambas partes afirman haber causado cientos de pérdidas al oponente, difundiendo imágenes blindadas destruidas.

Realmente, Azerbaiyán afirma haber matado a 550 soldados enemigos y Armenia afirma haber eliminado a más de 200. Pero por ahora se han encontrado versiones.

Posición de Turquía

Turquía, por su parte, brindó todo su apoyo a Azerbaiyán, por lo que Armenia lo acusó de injerencia política y militar en el conflicto.

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, acusó a su enemigo histórico de “declarar la guerra al pueblo armenio”. Mientras tanto, el presidente de la autoproclamada república de Karabaj, Arayik Harutyunyan, afirmó por su parte que “Turquía, no Azerbaiyán” está luchando contra el territorio separatista.

El líder azerbaiyano insistió en que el conflicto de Nagorno-Karabaj no se puede resolver “a la mitad”. “Nunca permitiremos la creación del llamado ‘segundo estado armenio’ en territorio azerbaiyano. Los eventos de hoy son prueba de ello”, dijo, pidiendo la restauración de la “justicia histórica” ​​y la “integridad territorial del país” en de tal manera. para que el pueblo azerbaiyano quede satisfecho.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias