Nuevo tipo de coronavirus encontrado en Nigeria: los especialistas requieren atención

Una nueva cepa de coronavirus, a diferencia de la descubierta recientemente en Sudáfrica e Inglaterra, pero esto “divide algunas mutaciones” con este último, se descubrió en Nigeria, el país más poblado de África, con 200 millones de habitantes.

Tras el discreto anuncio esta semana del Centro Africano de Excelencia en Genómica de Enfermedades Infecciosas (Acegid), con sede en Ede, suroeste de Nigeria, los Centros Africanos para el Control de Enfermedades (CDC), la agencia de salud de la Unión Africana, organizaron una reunión urgente.

Pero el profesor Christian Happi, biólogo molecular que participó en el ranking genético de esta nueva variante, pidió no “extrapolar” esta revelación, en una entrevista con AFP.

Acegid analizó 200 muestras de virus a principios de diciembre y dos de ellas, tomadas de pacientes el 3 de agosto y el 9 de octubre, tienen mutaciones genéticas.

AFP

AFP

“No tenemos idea o certeza de si esta variante está directamente relacionada con el aumento de casos que Nigeria está viendo actualmente”, dijo el profesor.

El país tenía más de 82.000 casos registrados el sábado y 1.246 fallecidos, cifras que, sin embargo, son relativamente bajas, pero la cantidad de pruebas realizadas en el país es insignificante, y cientos de casos hace más de un día se han detectado todos los días desde principios de diciembre.

Gracias a la secuenciación genética del virus, una operación de cribado altamente sofisticada que solo pueden realizar 12 laboratorios en el continente africano, el profesor Happi y su equipo pudieron describir la evolución de la mutación.

Origen desconocido

“No sabemos de dónde viene esta nueva variante. Creemos que es independiente, producido en Nigeria. “No creo que haya sido importado”, dijo el biólogo.

READ  Periodistas de Vietnam que critican al gobierno han sido encarcelados por "difundir propaganda" en Vietnam

Este ex profesor de Harvard, que se especializa en enfermedades infecciosas, lo recordaba de todos modos “los virus mutan y cambian” de forma natural.

“Lo que importa no es la mutación, sino la transformación de la punta de la proteína”, la parte del virus que permite que las células ingresen al cuerpo. y que haría esa mutación infecciosaél explicó.

Hasta ahora no se han realizado suficientes investigaciones y Acegid está trabajando con el Centro de Enfermedades Infecciosas de Nigeria (NCDC), el organismo nacional de salud pública, para tratar de explicar el reciente aumento de casos de COVID-19 y si esto podría ser por debido a una nueva cepa.

Sin embargo, una cosa parece ser cierta: la tasa de mortalidad relativamente baja en Nigeria en comparación con los países occidentales, no ha crecido recientemente.

Profesor Christian Happi, del Africa Research Center.  Foto AFP

Profesor Christian Happi, del Africa Research Center. Foto AFP

“Insto a la gente a no extrapolar. Existe una tendencia a extrapolar con estas nuevas variantes del virus”, dijo. “Nada nos prueba, por ejemplo, que especies encontradas en Inglaterra tendrían los mismos efectos en Nigeria “ y viceversa.

“Si hay algo que el covid-19 nos ha enseñado, es que en todo lo que creíamos saber sobre este virus, estábamos equivocados”, recuerda Happi.

“Algunos predijeron que un tercio de la población de África moriría“Pero no podemos aplicar las investigaciones y cifras recogidas en Europa y Estados Unidos y aplicarlas aquí: somos genéticamente diferentes, nuestra salud inmunológica es diferente”, insistió.

Por su parte, el director CDC de la Unión Africana, John Nkengasong, preguntó el “tiempo” mientras investigaba el alcance de la propagación de la nueva especie en Nigeria, durante una videoconferencia a cargo de Addis Abeba.

READ  Tenga en cuenta la laguna: la división económica entre el norte y el sur de China está empeorando noticias económicas y económicas

Ahora mismo, en África Se han registrado 2,4 millones de casos de covid-19, es decir, el 3,6% del total mundial, según un recuento de AFP. En cuanto a muertes, se han confirmado más de 57.000, es decir, menos que en Francia (59.072).

El escaso número de pruebas diagnósticas que se han realizado puede poner en tela de juicio las estadísticas, pero también es cierto que ningún país ha observado ningún aumento de la mortalidad excesiva, lo que indicaría la propagación del virus.

Aún así, el profesor Nkengasong instó a la tierra continental a principios de diciembre a prepararse para una “segunda ola que sin duda vendrá”.

Fuente: AFP y EFE

PB

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Malviticias